Cómo detectar un buen carro de carga manual. En qué fijarse antes de comprar.

Transportar cargas manualmente, sin la ayuda de ningún método de transporte, es impensable para trabajadores que diariamente tienen que desempeñar esta labor. Usar una carretilla, sería lo más apropiado para poder portear cargas de un sitio a otro, sin realizar un gran esfuerzo y evitando así las molestias lesiones ocasionadas por cargar demasiado peso sin ningún tipo de asistencia.

Para comprar un carro de carga, sin tener muy claro cuáles son las características que tiene que tener, es mejor fijarse en las posibilidades que cada tipo de carro nos puede ofrecer. Vamos a ayudarte a detectar qué tipo de carro de carga debes elegir según la utilidad que se le vaya a dar.

Carretillas sin caja

En primer lugar, hay que tener en cuenta los kilos que se van a transportar y la distancia que se va a recorrer. Si la carga oscila entre 100 y 115 kilos y se van a recorrer como máximo entre 15 o 16 metros, la altura de la carretilla debe ser como mínimo de un metro, sino será muy complicado transportar una carga de esta magnitud.

Debe tener dos ruedas neumáticas si se busca mayor calidad, aunque si son de poliuretano o de plástico también son bastante apropiadas. Si la carga es superior a 115 kilos, es recomendable que la carretilla conste de tres o cuatro ruedas pudiendo así transportarse hasta 220 kilos.

Para transportar cargas de más de 220 kilos podemos plantearnos adquirir una carretilla con plataforma. Con este tipo de carretillas se pueden transportar hasta 650 kilos y sus manivelas deberán estar a un metro de altura para facilitar su dominio. Además, este tipo de carretillas las podemos encontrar con una plataforma alta para facilitar el transporte de objetos y no debe superar los 80 centímetros de altura.

Carretillas con caja

Carretillas con cajaPara elegir una carretilla con caja, hay que tener en cuenta varias cosas. Por una parte, este tipo de carretillas deben estar provistas de ruedas de unos 13 centímetros de diámetro si van a utilizarse con cargas que no sean muy pesadas, o contar con un diámetro de unos 20 centímetros en caso de utilizarse con cargas que superen los 200 kilos de peso. Asimismo, deben contar con una puerta en uno de los laterales para que la descarga sea más sencilla y su longitud máxima debe ser de unos 130 centímetros.

Por último, una de las precauciones que hay que tomar para elegir la carretilla que nos vaya a aportar mayores beneficios, es fijarse de qué manera están distribuidas las ruedas. Estas pueden ser giratorias o fijas. En caso de elegir ruedas giratorias, hay que tener en cuenta que nuestra elección va a facilitar el transporte de cargas si la distancia es larga. Si en vez de ser giratorias todas las ruedas, dos de ellas son fijas, esto va a posibilitar un buen manejo de la carretilla en terrenos con pendiente, aunque cuando las ruedas están dispuestas en forma de cruz, hay que tomar mayores precauciones ya que la estabilidad puede verse afectada.

Cotiza tu carro de carga haciendo click

 

Tags:

Aún no hay comentarios

Deja un comentario