Soluciones para evitar el dolor en el trabajo industrial

Dolor muscularAl contar con herramientas que permitan efectuar de mejor manera el trabajo en la industria, no basta con que esto se haga de manera más rápida y eficiente, sino que además proporcione un valor agregado, que es el aporte a la salud del trabajador.

Lesiones típicas como las lumbalgias, las inflamaciones del nervio ciático o las hernias discales, se solucionan contando con carros de carga o yeguas plegables que permitan transportar objetos de peso considerablemente grande, pero también hay que tener en cuenta otras zonas del cuerpo, como por ejemplo, los brazos.

El sobreesfuerzo lleva consigo el riesgo de generar lesiones más rápidamente y por tanto, resulta fácil hacerse daño si no se tienen en consideración las normas mínimas de seguridad. En particular, uno de los males que más sufren los trabajadores de oficina, por ejemplo, es la tendinitis en sus manos y brazos, producto de estar durante largos períodos de tiempo usando el teclado y sin contar con apoyabrazos.

Así, los trabajadores de la industria pesada, también pueden desarrollar tendinitis por transportar cargas pesadas, al hacer esfuerzos repetitivos o sobrecargar ciertas zonas del cuerpo. Los músculos, al trabajar unos más que otros, terminan debilitando la zona de los tendones y por ello, la tendinitis se hace frecuente en cuanto a las patologías laborales.

Esta lesión se observa principalmente en la parte superior del cuerpo, siendo el hombro, codo y muñeca, los sectores que más sufren de trastornos musculares. En estos casos, se presentan inflamaciones y envejecimiento de los tejidos, transformándose no solo en un problema pasajero, sino en verdaderas enfermedades que a futuro pueden afectar incluso en las labores comunes del hogar.

Evita los dolores articulares

Una forma de evitar la tendinitis en el transporte de carga, es mediante los carros plegables de carga. Estos facilitarán tus labores al no tener que cargar grandes pesos de forma manual, ya que se evita llevar un peso excesivo y perjudicar las articulaciones.

Pero no solo brazos y piernas deben cuidarse, las manos también son una parte importante, de lo contrario no tendríamos cómo transportar el carro. Para esto, unas manillas ergonómicas vienen como anillo al dedo, pues permiten un mejor agarre de los carros y al ser ergonométricas, contribuyen a que el resto de la musculatura del brazo se relaje mucho más, teniendo entonces un efecto positivo en los trabajadores, pues se aumenta la productividad y la salud.

Como ves, puedes evitar de forma muy fácil las patologías laborales que tengan que ver con el transporte de objetos pesados. Solo necesitas de unos buenos carros de carga, que sean fáciles de maniobrar, cuyas ruedas permitan una movilidad fluida y cuenten, por supuesto, con manillas ergonómicas que otorguen un mejor agarre y descanso para los músculos.

Tags: , ,

Aún no hay comentarios

Deja un comentario